06 marzo 2007

Made in Extremadura


Los padres de una amiga* estuvieron el domingo en los toros en Olivenza. A mitad del espectáculo comenzó a llover y ellos no llevaban ni paraguas ni impermeables. Una señora que estaba sentada cerca de ellos les prestó su paraguas, quedándose ella como única protección ante la lluvia de su impermeable. Buena gente.


Leo hoy en el blog de Fernández Vara que no son ellos los únicos agradecidos de la cordialidad y amabilidad extremeña. Algo que estamos exportando a espuertas. La Marca Extremadura es mucho más que un jamón y un vino. Algo intangible con mucho más valor y que no se puede comprar.

1 comentario:

leca dijo...

ESO SI QUE ES LA MARCA DE EXTREMADURA