10 marzo 2007

Los comentarios serán moderados

El pasado viernes alguien (que no firmaba y hablaba de valores y valentías) me exigía que hablase en el blog sobre mi trabajo y sobre mis jefes. Es como si un guardia civil que tiene un blog personal y no habla ni del cuerpo, ni del Duque de Ahumada ni del rey, se le exige que lo haga o si no que cierre. Después, aprovechando la coyuntura llegaron otros comentarios criticando administraciones locales y personas. Gente incendiaria.

Así que antes de que esto se convierta en lo que no es y en lo que nunca será, moderaré los comentarios. Disculpen las molestias.

4 comentarios:

leca dijo...

Tienes toda la razon Virgo

gonzo dijo...

Estoy contigo Virgo. Si no esto puede terminar siendo una vía de desahogo para, como dices tú, "gente incendiario".

J. Ignacio dijo...

Yo, como ocasional comentarista y conocido del autor, que amablemente enlaza con mi blog, me solidarizo con ese ataque anónimo que has sufrido. Esta política...

virginio dijo...

:)