21 noviembre 2006

Los guardianes de la democracia mundial

1 comentario:

gonzo dijo...

La pena es que a los 100 metros no les explotó una bomba que dejase sus cabezas colgadas de los postes de la luz (los pocos que quedarán en pie). Putos yankees